“Me contó que la había abusado”: declaró la abuela de la denunciante de Alperovich – Tucumán

Este jueves continuó el juicio contra el exgobernador José Alperovich, acusado de abuso sexual por su exempleada y sobrina segunda, que realizó una denuncia pública en noviembre de 2019.

La audiencia de hoy iba a contar con el relato de cinco testigos, que iban a hablar sobre el deterioro físico de la víctima, mientras que el acusado seguía las acciones a través de la plataforma zoom, ya que no se encontraba en la sala.

Una de las testigos fue la abuela de la denunciante, que aseguró que su nieta fue abusada por el exsenador: “Cambió muchísimo. Estaba psicológicamente intranquila”, expresó.

A.M.N. es una testigo clave del caso ya que la joven vivió con ella mientras ocurrían las presuntas agresiones sexuales. “Al otro día que ella dejó de trabajar fue a buscarme y me dijo que se había ido. Me contó que la había abusado sexualmente. Yo no lo podía creer. Mi marido era como un padre para él. No podía creer que hubiera hecho eso”, detalló la esposa del tío y padrino de Alperovich.

En su declaración, publicada por TN,  la mujer aseguró que cada vez la veía más delgada a su nieta, que pasaba mucho tiempo en el trabajo y que de un día para el otro dejó de ir y le contó todo. “Yo no la veía feliz trabajando. La veía muy angustiada. Cambió muchísimo. Estaba psicológicamente intranquila”, relató.

Además, aseguró: “Yo admiro la valentía de mi nieta que decidió enfrentar a un poderoso y denunciarlo. Yo no creía que pudiera hacerlo. Todo era muy difícil. Después de que ella declaró la vi más tranquila”.

En el mismo sentido, la abuela de la denunciante aseguró que la chica siempre fui una persona muy inteligente y muy trabajadora. “Y muy creativa”, sostuvo. Además, remarcó que esa actitud cambió cuando entró a trabajar con Alperovich,

La audiencia transcurrió en CABA y no estaban presentes ni el imputado ni la denunciante, sino que seguían todo el debate por zoom. En la primera, realizada el 5 de febrero, el exgobernador tucumano llegó al recinto acompañado por sus cuatro hijos, aseguró que iba a declarar y le dijo: “La prueba va a decir la verdad”.

Comenzada la audiencia solo se limitó a decir: “Con todo el respeto que le tengo al Poder Judicial porque me ajusto a la Justicia y quiero la verdad, le pido que preste atención a las pruebas”.

Después de su declaración en el juicio, al exgobernador se lo vio cenando en un conocido restaurante de la Ciudad de Buenos Aires y la postal causó una ola de reacciones en las redes sociales.

Uno de los mensajes más virales apuntó a que Alperovich es defendido por Matías Cúneo Libarona, hermano del actual ministro de Justicia Mariano Cúneo Libarona, y es juzgado por Alejo Ramos Padilla.

Los delitos que le acusan a José Alperovich

Alperovich es juzgado por seis casos de violencia sexual agravada por acceso carnal, y por haber cometido al menos tres hechos de abuso sexual, dos de ellos en grado de tentativa. Esto surge de la investigación judicial que se inició en 2019, cuando la joven decidió hacer la denuncia.

“Denunciar fue liberarme. Hoy celebro y reconozco en ese difícil proceso el bienestar y la mejoría que cada día experimento y me confirman que callar no es para mí nunca más una opción de vida”, expresó la chica que hoy tiene 33 años, en un comunicado.

Según consta en el expediente, los ataques habrían ocurrido entre 2017 y 2018, en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Tucumán. Su sobrina, de quien se resguardará la identidad, declaró que todo sucedió mientras trabajaba como asistente de Alperovich en el Senado de la Nación.

La denunciante detalló que los presuntos abusos se produjeron en Tucumán y en un departamento del barrio porteño de Puerto Madero. Tras una investigación que llevó cinco años, la fiscalía consideró que “en todos los casos, mediando para su comisión intimidación”, el exsenador “abusó de una relación de dependencia, de poder y de autoridad”.

En la investigación intervinieron la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°10 de la Capital Federal, interinamente a cargo del fiscal Santiago Vismara, y la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), que dirige Mariela Labozzetta.

Las pruebas que consideraron en contra de Alperovich fueron las pericias psicológicas, pero sobre todo las declaraciones de la ginecóloga de la víctima. La médica confirmó los dichos de la denunciante, ya que atendió a la víctima en seis oportunidades. En su testimonial, reveló las lesiones vaginales que descubrió durante una consulta en 2018, fecha coincidente con el hecho más violento relatado por la sobrina del exgobernador tucumano.

De acuerdo a la documentación que obra en el expediente, la joven le contó meses más tarde que aquellas lesiones fueron productos de los abusos sexuales provocados por alguien de su entorno familiar y laboral. Específicamente, asegura la profesional, la joven le dijo que el atacante era su jefe.

“Quedó comprobado cómo el imputado, utilizando su fuerza física, ejerciendo abuso intimidatorio de poder y violencia de género, reducía bajo su dominio a la víctima, y la ponía como un mero objeto de satisfacción sexual, de cosificación, sometiéndola de forma violenta, ultrajante y degradante, haciéndolo por el transcurso de un poco más de tres meses”, señaló la acusación fiscal.

En 2022, el juez Osvaldo Rappa procesó a Alperovich por los delitos denunciados y consideró que se cometieron “mediando abuso de poder y autoridad”. Rappa remarcó en su procesamiento que la víctima sufrió un “sometimiento sexual ultrajante”.

“Basta decir simplemente que la persona para la cual trabajaba no se trataba de un desconocido para la víctima, sino una persona pública con poder político que ostentaba en la provincia de Tucumán luego de haber sido gobernador durante tres periodos consecutivos e integrante de su familia, aunque fuese lejano”, agregó el juez.

En su indagatoria ante el magistrado, Alperovich negó haber abusado de su sobrina y no aceptó preguntas. En ese sentido, la defensa del acusado alegó que se trataba de una “denuncia falsa orquestada para acabar con su carrera política” y que la denunciante era instrumentalizada por otras personas.

En principio, la causa se tramitó en la justicia tucumana. Pero, tras una resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de mayo del año pasado, se resolvió que todos los hechos debían investigarse en Buenos Aires, de acuerdo con lo planteado en su dictamen por el procurador General interino, Eduardo Casal. De esta forma, en septiembre de 2023, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 35 elevó a juicio oral la causa.

Fuente

Ultimas

Lali, la patrona del Pop

Lali, la patrona del Pop Fuente

Profundo dolor en el periodismo de Tucumán: el triste adiós a Héctor Costilla Pallares – Tucumán

Héctor Costilla Pallares falleció este miércoles a los 89 años en Tucumán. Se trató de uno de los periodistas más importantes de nuestra provincia...

“Dudar no está mal” la murga llega al Teatro San Martín con sus reflexiones caninas

“Dudar no está mal” la murga llega al Teatro San Martín con sus reflexiones caninas Fuente

Manzur: “El pueblo tucumano concurre a votar para dar su mensaje”

En el marco de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el gobernador, Juan Manzur, emitió su voto esta mañana en la mesa...

Promueven el asociativismo con vistas a la economía social

Estuvo en nuestra provincia el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Alexandre Roig, junto a las autoridades del IPACyM, Regino...